viernes, 2 de noviembre de 2018

PRINCIPIOS DEL COACHING SISTÉMICO


PRINCIPIOS DEL COACHING SISTÉMICO

Un sistema es un conjunto de elementos que se interrelacionan y lo que hace o deja de hacer alguno de ellos afecta a los demás.  A veces no inmediatamente sino que el resultado está separado en el tiempo y es por eso que en ocasiones no entendemos o encontramos las causas de lo que sucede.

La base del coaching sistémico es que considera al individuo parte de un sistema, ya sea el familiar o el organizacional según sea el tema a tratar.  Generalmente ambos temas no están separados y depende del cliente el nivel de zoom que le quiera dar al análisis y consiguiente trabajo.  En ocasiones es necesario hacer “un doble click” y abrir otros asuntos para darle al proceso la profundidad necesaria.

1.  Las personas de un sistema están permanentemente interrelacionadas. Vivimos en un campo social donde todos estamos conectados.
                                                                              
2.  El cambio es permanente y esto influye en el todo. Al analizar sistémicamente un asunto encontraremos interrelaciones ocultas que dan origen a las situaciones que estamos analizando.  En las empresas se analizan los conflictos dentro del contexto general de la organización.

3.   El sistema busca su supervivencia y expansión más allá de los asuntos individuales.  Así el camino de solución se encuentra partiendo del bienestar del sistema total.

4.    Pertenecemos a varios sistemas a la vez.   Así cuando vemos algo organizacional consideramos también los demás sistemas a los que la persona pertenece.

5.    Los problemas de hoy fueron soluciones de ayer y así dentro del problema está la raíz de la solución.

El coaching sistémico, entonces nos ayuda a comprender y facilitar los procesos de cambio tanto a nivel personal como a nivel organizacional.    

El coaching sistémico es, en último término, una forma de generar cambios a nivel personal pero siempre teniendo en cuenta los sistemas que nos rodean como personas.

sábado, 20 de octubre de 2018

RECONCILIACIÓN EN VEZ DE PERDÓN



RECONCILIACIÓN EN VEZ DE PERDÓN

Resultado de imagen para niños jugando“Lo que el hombre llama perdón, en la naturaleza se conoce como reconciliación.” Frans de Waal, biólogo holandés.

Hace poco leí esta frase, y coincide con el modo como abordamos el tema en las Constelaciones.  De Waal explica que los chimpacés rivales, por ejemplo, después de una pelea se besan, se abrazan y se acicalan entre sí.  Así reparan la relación, lo mismo hacen los defines, elefantes y perros.

Hay sabiduría en esta actitud puesto que reconciliación significa decir  “así fue, así sucedió, ya terminó, inclusive decir “me hago cargo de mi parte” mientras que  el perdón implica algo como “yo que estoy en lo cierto te perdono a ti que estas equivocado” “yo que actúo bien te perdono a ti que actúas mal”  hay cierta soberbia en el que perdona.   Así mismo el que pide perdón se humilla.  La reconciliación nos iguala con el otro, nos permite dejar el pasado,  nos equilibra y esto propicia el dejar atrás los reclamos.

Los reclamos nos ponen en situación de víctima y desde allí no nos haremos cargo de nuestra vida.  En cambio decir “Así fue, con todo lo que nos costó”  nos libera para vivir el presente con cara al futuro.

domingo, 14 de octubre de 2018

LOS SECRETOS


Imagen relacionada“El secreto es de quien le pertenece”
 B Hellinger

Esta frase es interesante y a la vez liberadora.  No es necesario develar los secretos si las personas involucradas no lo desean.  Es suficiente soltar el pasado, tomar las cosas como fueron, estar de acuerdo con  nuestra imposibilidad  de solucionar todo, o nada, con no saber exactamente qué pasó.

Sin embargo, algunas veces una situación difícil vista en constelaciones demuestra que hay algo oculto que tiene que ser reconocido, incluido  lo cual no significa que tenemos que ir averiguando de que se trata.  Como sabemos no hay diagnóstico, el trabajo es fenomenológico, cada familia es única y así las resolución de los conflictos también lo son.

El Tao Te King nos dice que el elegido no se detiene, sigue caminando después del éxito o el fracaso.  Ante la duda también hay que asentir, decirle sí.   En circunstancias felices o desfavorables…Solo avanzar
Preguntar por qué nos detiene en el pasado, nos impide centrarnos en el presente. 


sábado, 29 de septiembre de 2018

“Perdónenme los muertos por mi felicidad” Silvio Rodriguez




Hace poco, escuchando  a Silvio Rodriguez me encontré con esta frase y la letra de la canción tuvo otra dimensión para mí.   Lealtades, como escribía hace unas semanas. Somos leales a los nuestros más allá de lo que sabemos.   Consideramos que solo si seguimos siendo como fueron nuestros anteriores, pertenecemos;  creemos que no merecemos ser más felices de lo que ellos fueron.  Cuando en realidad los padres, salvo raras excepciones, desean y esperan que sus hijos vivan mejor que ellos. 
 
Sin embargo, el hijo siente que no puede superar al padre, que no puede triunfar si el padre o la madre no lo hicieron, siente que no puede tener una buena relación de pareja si alguno de sus padres lo abandonó, por ejemplo.  En algunos casos una hija se siente desorientada en su profesión si la madre no tuvo éxito en su emprendimiento o trabajo. Lo mismo sucede en caso de grandes pérdidas en generaciones anteriores de la familia, los nietos, por ejemplo quiebran un negocio floreciente para seguir al abuelo que también quebró o que fue estafado. Cada familia es única en sus lealtades.   
  
La conciencia es como una luz que ilumina el conflicto, la dinámica oculta que propicia estos bloqueos y fracasos.  En el trabajo en constelaciones en primer lugar descubrimos estas dinámicas y las frases sanadoras nos liberan de las promesas y mandatos que asumimos en el alma.  Decirle a los ancestros: “bendíganme cuando sean feliz, aunque ustedes no lo fueran tanto”  “Por favor mírenme con buenos ojos cuando triunfe en mi empresa, igual pertenezco y soy uno de ustedes”

viernes, 21 de septiembre de 2018

LIBERARNOS DEL ROL DE VÍCTIMA



 
Cualquier reclamo nos impide vivir el presente. Nos ubica en "el hubiera sido mejor si" y eso es negar la realidad.  Encontrar explicaciones alivia, Podemos entender de dónde viene tal o cual  sentimiento. Sin embargo la explicación, muchas veces,  solo  nos permite seguir en el papel de víctima, nos da derecho de sentirnos mal, a sentir "por qué a mí".

Por ejemplo, saber que mi padre o madre me maltrato me da derecho a tener cólera, sin embargo, esta actitud no me permite liberarm del sentimiento destructivo, no me permite ir hacia adelante en la vida y mirar el futuro con alegría.

Elaboramos una historia de nuestra tristeza y esto la legitimiza.  Es bueno empezar por cambiar la historia que nos contamos… tal vez a nivel más profundo el que el padre abandonara fue un acto de amor que nos permitió tener una niñez tranquila sin peleas o mal trato.
   
Lo que nos libera es soltar el pasado tal como fue, dejarlo atrás, aún sin explicación y así salir de reclamos y hacernos cargo de nuestra vida desde el adulto. 

miércoles, 5 de septiembre de 2018

LEALTADES INVISIBLES, por amor las seguimos, con amor las soltamos.

Cuando los padres se separan,las consecuencias son serias para los hijos, porque como sabemos en el corazón de los hijos los padres siguen unidos y mientras más pequeños mas desconcierto les causa.  En algún momento de la vida mostrarán su lealtad al excluido.  Esto se ve por ejemplo en hijos maltratados que más adelante maltratan a sus hijos.  También en ocasiones cuando un padre muere joven, digamos a las 45 años, el niño o niña poco antes de esa edad puede fracasar en algún ámbito de la vida,  en lealtad al padre que se fue, lo puede tomar como fracaso o abandono.


Otro ejemplo: una mujer que se divorcia de un alcohólico toma la custodia de su hijo.  Tiene miedo que el hijo sea como el padre.   En un caso le dijo al hijo que el está libre de ser como el padre si quiere que y es así precisamente que el niño se libera   Cuando la mujer objetó:”Y si se vuelve alcohólico?” El terapeuta replicó: aún así...*

El efecto de este tipo de permiso y el respeto por el amado padre es que el niño puede alimentar su amor por el y aceptarlo como es  sin necesidad de serle leal. Si la madre se niega y dice no  puedes volverte como tu padre, el hijo, sin poder protegerse, será sujeto de la obligación sistémica de hacer esto para respetar el vínculo con el padre.

Así, siendo leal a un padre externamente e internamente a otro,   los hijos mantienen la familia unida. En realidad ningún padre triunfa sobre el otro.  Los niños secretamente imitan al villano,    muchas veces con consecuencias destructivas.  

Las parejas que se valoran no necesitan pelear por la custodia o el miedo de perder a sus hijos.
En el trabajo con Constelaciones Familiares se liberan estas lealtades y se pide permiso para 

* Bert Hellinger


lunes, 6 de agosto de 2018

¿QUE ESTÁ LIMITANDO TU ABUNDANCIA? ¿QUE DETIENE LOS PROYECTOS QUE TIENES?


¿Qué te impide lograr tus objetivos laborales?  ¿Cuáles son tus creencias sobre el dinero?

Las constelaciones familiares nos muestran las dinámicas escondidas que propician las situaciones o creencias limitantes que nos impiden fluir con la vida y conseguir nuestras metas.   Nos impulsan a ver nuevos caminos de solución de una manera rápida y contundente.


La base es asentir a la vida como es empezando por tomar a nuestros padres tal como son:

Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero. Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional   Tomar a ambos a la vez permite que el éxito profesional fluya en nuestras vidas. Y este éxito está unido a la prosperidad económica. 

Estar de acuerdo con  todo como es, dar lugar a todos como son y agradecer todo como es, es lo que nos abre el camino al éxito financiero. La abundancia es la respuesta del universo cuando estamos al servicio de la vida, agradeciéndola como es, aun con la parte difícil, con lo que no entendemos o creemos injusto.
Poner en orden la relación con nuestros padres, soltar las creencias negativas sobre el dinero, la prosperidad, el éxito, dejar atrás las lealtades familiares * dará resultados inmediatos en la consecución de nuestras metas personales y profesionales.
  “El éxito viene de la madre, la vida empieza con la madre” B. Hellinger

Tomar a nuestros padres significa aceptarlos incondicionalmente sin juicio o deseo de que fuera diferente, ocupando, además, nuestro lugar de hijos. Así, estamos listos para dar a los demás, la pareja, la familia, el trabajo, la empresa, lo que tomamos de nuestros padres.
Aprovechemos este espacio para tomar ideas nuevas y derroteros que nos permitirán avanzar en el logro de nuestros objetivos.

*lealtades familiares: inconscientemente sentimos la necesidad de no superar a los padres y ancestros en ningún aspecto.