viernes, 22 de julio de 2016

CONTINUANDO CON LA OBSERVAC

CONTINUANDO CON LA OBSERVACIÓN

Inspiración en la naturaleza que nos muestra como todos somos parte de un sistema de vida, donde es importante que cada cual esté en su lugar.
“La Tierra es el hogar de una red de seres vivos que estan conetados entre si a través de un caleidoscopio de relaciones” *
Recoger una hoja del suelo y contemplarla como un objeto en sí mismo y fuera de sí mismo es muy inspirador.  Su forma y color, lo que se siente al sujetarlo, sus venas y tallo, todas estas cualidades revelan que es una miniatura de arte natural.   Si contemplamos este pequeño objeto más profundamente y consideramos de donde vino y cuál es su propósito, comprendemos como esta pequeña hoja es una parte esencial de un sistema que atrapa la energía del sol, entra a las profundidades de la tierra y en el proceso trae el oxígeno en el que se apoya la vida de muchas seres.
Una hoja transforma los elementos de su ambiente (la luz del sol, el dióxido de carbono, la lluvia) en alimento para el árbol.   Esta bella, liviana, casi efímera pieza de la naturaleza es un conducto vital de la rama que es el conducto al tronco que es el conducto a las raíces del árbol.   Las raíces, a su vez se alimentan de la tierra que alimenta el tronco, las ramas y las hojas.   Los seres vivos que inhalan el oxígeno que viene de este proceso exhalan el dióxido de carbono que alimenta las hojas a través de las cuales se alimenta el árbol.   Es difícil saber dónde termina un ciclo y empieza el otro.

Uno de los muchos regalos que nos ofrece la naturaleza es una clara demostración de la interdependencia entre todos los seres vivos…   …Cada ser vivo es dependiente de otros para su supervivencia.   Cuando miramos el mundo vemos que nadie vive independiente… …Necesitamos de cada uno para sobrevivir y florecer.


*Traducido del artículo:
“Connection, The Truth of Interdependence”  
de Madisyn Taylor





jueves, 21 de julio de 2016

OBSERVAR

OBSERVAR

Observar es la clave para entrar en el presente. 


Observarlo todo, lo que nos rodea, sentir los sonidos, distinguirlos, las miradas de las personas, los colores y sobretodo observarse a uno mismo, las propias reacciones, los pensamientos, las emociones.  Quedarse en silencio y sin juzgar sentir la emoción que  se siente.

La emoción siempre viene acompañada de una sensación corporal.   Una mirada, un gesto en la boca, un tono de voz.   El cuerpo muestra la emoción verdadera, la emoción del alma y tal vez la mente trata de esconderla o reprimirla.   Es haciendo contacto con el propio cuerpo que podemos reconocer lo que sentimos y sentirlo.

Aunque que lo sepamos y a conciencia queremos esconder, no se puede. Es posible engañar a otros pero no a nosotros mismos.   Esto también nos ayuda a la comunicación con otros.  Entender cómo cuando el otro cierra los ojos es que hay algo que no está queriendo ver, o cuando se pasa la mano por la cabeza tal vez se siente inseguro.  


Observar sin juzgar nos lleva a otro nivel de conciencia donde podemos acercarnos a la realidad exterior de otra manera. 

lunes, 18 de julio de 2016

La relación con la madre, una mirada de Bert Hellinger



Comparto un texto de Bert Hellinger sobre la importancia de tomar a la madre tal cual es. 

A veces tuvo lugar un quiebre en la infancia.   Si la Madre se ausentó, mas allá de los motivos,  el niño, para protegerse, decide no  regresar ella nunca más. Todo lo que sucedió antes, los bellos y profundos recuerdos desaparecen y queda un profundo resentimiento. 

Regresar al amor materno, sanar la relación con la madre nos permite volver a ser capaces de tomar y dar amor.   Las constelaciones familiares Comprender y aceptar la vida tal cuál fue y a todos tal cual son es un proceso de cambio
Ahora volvamos al tiempo previo a ese quiebre, volvamos a los recuerdos felices, a las imágenes felices y hagamos les un lugar en nuestro interior. Nos permitimos vivir esa felicidad temprana: la sensación de protección, la seguridad, la cercanía, la intimidad.

Con estas felices imágenes en nosotros nos animamos a dar un paso hacia nuestra madre. A pesar de la rabia, a pesar de la desilusión, por sobre la anterior decisión de no regresar a ella nunca más. Nos animamos a dar ese paso, un pequeño paso y mientras lo hacemos la miramos siempre a los ojos. – Entonces juntamos todas nuestras fuerzas y damos otro pequeño paso. – Y otro paso más, muy lentamente, siempre ella frente a nuestros ojos. – Tomamos coraje para el próximo paso, hasta que caemos en sus brazos abiertos. Finalmente de vuelta en casa.- Querida mamá.”

MEDITACIÓN
¿Cómo mirar a nuestra madre?
Pocos entre nosotros han mirado a su madre de cerca. ¿Quién  puede decir que ha visto a su madre, realmente visto, así como es?
Haré con ustedes un ejercicio, cómo mirar a nuestra madre, cómo aprender a mirarla. Cierra los ojos.
Nuestra madre fue niña una vez, igual que nosotros. Tuvo padres, nacida en una familia determinada, con sus destinos particulares, que a ella la han afectado y formado. A veces, alguien murió demasiado pronto, tal vez la madre o el padre o un hermano. O quizá estuvo alguien muy enfermo y todos se han preocupado. De niña ella también se preocupó y quizás dijo: estoy dispuesta a hacerme cargo de esto para que a otro le vaya mejor. Ya de niña fue acarreada por un destino ajeno.
Así la miramos. Y de repente nos percatamos de lo siguiente: nuestras expectativas o nuestras pretensiones con respecto a ella ignoran por completo lo que su alma ha movido, lo que su alma ha tomado de ella a su servicio para otro propósito. ¡Qué extraño resulta entonces el exigir y desear interiormente, y decirlo también, que ella esté totalmente aquí para nosotros, que no piense en nada más que en nosotros! ¡Qué pobres somos pues en nuestra alma! ¡Qué alejados del amor y de la felicidad!
Lo primero que nos queda por hacer es mirar a nuestra madre cómo a una mujer corriente con una historia, con una larga historia por parte de su familia. Esta historia la ha hecho humana, es decir imperfecta y justamente esta imperfección la hace especialmente bonita y simpática.
El comienzo de la felicidad es poder ver a nuestra madre con su humanidad y quererla tal como es. Entonces prácticamente nada se opone más a la felicidad.
Esto es el comienzo de la felicidad que permanece.”

Bert Hellinger


lunes, 11 de julio de 2016

Es un arte


Jugar al fútbol bien es un arte,  hablar en público es un arte, cocinar es un arte, hacer coaching es un arte.   ¿qué queremos decir cuando decimos "es un arte"?  


Disfrutar del quehacer artístico es natural en los niños,  tan natural como fue para el humano   primitivo pintar, bailar,  cantar como una necesidad expresiva. 

Cuando dominamos un oficio, cuando nos sale natural, cuando dejamos que la creatividad fluya  y el resultado aparece sin esfuerzo decimos:  "es un artista".  Cuando  nos expresamos desde nuestro ser profundo, con pasión,  con nuestra individualidad., cuando los dos hemisferios cerebrales están activos para que podamos expresarnos con fluidez,  ahí es cuando aparece la magia.   Así como en medicina existe la intuición inteligente,  cuando el médico al ver los  síntomas aparentemente inconexos, adivina la enfermedad, tiene el   conocimiento suficiente para hacer el  diagnostico.    Así también en cualquier oficio hay que aprender las reglas para luego olvidarlas.

Creo que los elementos de esta expresión son:

La pasión
La perseverancia
Dedicación
Creatividad
Flujo
Confianza
Disfrute



Y todos estos ingredientes estan en nosotros y es la combinación de ellos que nos permite expresar nuestros talentos, y ser artistas en aquello que hagamos.  

domingo, 26 de junio de 2016

EQUIPOS PARA EL ÉXITO


“Un equipo es más que la suma de sus partes”  “la inteligencia del equipo es la inteligencia de sus integrantes”  y otras frases similares nos indican cómo lograr un equipo de trabajo ideal. Muchas veces podemos conocer estos conceptos y sin embargo no logramos que nuestros equipo sea un equipo sinérgico.

En un proceso de coaching sistémico, después de analizar la situación y diseñar los objetivos, se prepara un plan de acción.

Cada empresa sea pequeña o grande, del rubro que sea, es un sistema y como tal está sujeta a las leyes que a veces no vemos y que propician los comportamientos de sus miembros y/o las dificultades que puede haber en el óptimo cumplimiento de las metas.   Lo que se necesita es ver las estructuras que subyacen a las situaciones complejas y así encontrar el punto de apalancamiento para realizar  los cambios con menor costo para el sistema.

El pensamiento sistémico* ofrece un lenguaje que comienza por la re-estructuración de nuestro pensamiento, cosa que es consecuencia lógica cuando comprendemos sus leyes.   El pensamiento sistémico constituye la piedra angular del modo en que una organización inteligente piensa acerca del mundo.   Es una manera nueva de verlo.   Donde lo aparente adquiere otra dimensión al comprender que a veces la causa de lo que sucede está distante en el tiempo.

*Senge, Peter, “El pensamiento sistémico”





viernes, 24 de junio de 2016

Si no mejoran, !Empeoran!




Cuando se trata de capacitar a los ejecutivos de una empresa, de llevar procesos de coaching, de revisar si los empleados sienten un buen clima laboral surge la duda:   ¿Y si invertimos en ellos y se van?
Estoy de acuerdo con lo que propone Alberto Goachet en su artículo.  Para hacer crecer la empresa, los empleados tienen que crecer.   Al capacitarlos generamos buen clima laboral, motivación, aspiraciones y tendremos talentos expresados en su mejor dimensión.   El trabajo en equipo, un equipo sinérgico está  formado por la suma de talentos distintos donde el todo es mas que la suma de sus partes.

Hay que tomar el riesgo y confiar y apoyar a nuestros equipos, porque si no lo hacemos el riesgo es mayor…

*Título del artículo de Alberto Goachet en El Comercio de hoy.


jueves, 23 de junio de 2016

¿Qué hace un coach?


El coach acompaña, orienta, sobretodo pregunta pues sabe  que el cliente cuenta con las herramientas y recursos necesarios para solucionar los retos que se le presenten. 

Un refrán dice que  "todo es cuestión  del cristal con que se mire".     Cada uno tiene una manera de ver las cosas y nuestra mirada al mundo está  condicionada por nuestras experiencias, sistema de creencias,  paradigmas, etc.  Un proceso de Coaching amplía la mirada al mundo haciendo posible una nueva perspectiva donde con pequeños ajustes, se puede cambiar comportamientos para un mejor desenvolvimiento en los diferentes ámbitos de la vida.

Hoy se habla mucho del Coaching, como decía, el rol del coach es enriquecer la mirada del cliente y proporcionando observaciones objetivas, así, ayudar al cliente a ser consciente de la percepción de sí mismo y de su mundo .  

El coach escucha activamente al  individuo o al equipo para lograr un acercamiento profundo al mundo del cliente.  En este acercamiento el coachee  logra hacer  planeamiento de objetivos  muy bien pensado, aprovechando al máximo sus oportunidades  y potenciales.  Así mismo, el coach promueve los cambios necesarios mostrando perspectivas diferentes, que ayudan a ver los  puntos ciegos para encontrar nuevas posibilidades y acompaña al coachee en la consecución de los objetivos.

Pienso que el Coaching llegó para quedarse  para liderar la propia vida y una manera nueva de ser líder en las organizaciones.